Toldos de brazo articulado

Toldos de brazo articulado

El otoño es una buena época para cuidar tu jardín o terraza y prepararla para la época del año más fría, el invierno. Si tu idea es equipar tu espacio de ocio con un toldo que ofrezca protección y, al mismo tiempo, decoración, deberías optar por los toldos para terraza de brazos articulados.

Esta opción es muy funcional y versátil ya que la técnica de brazos articulados está formada, como su nombre indica, por brazos de alta robustez con fijaciones de tracción que soportan grandes tensiones incluso con los vientos más fuertes.

El accionamiento de estos toldos puede ser tanto automático como manual. Así mismo, en cuanto a la cubierta, se puede utilizar varios tipos de tejidos (microperforados, tejidos acrílicos, etc) para proporcionar la sombra deseada.

En cuanto a la decoración, este tipo de toldos no tienen nada que ver con modelos más aparatosos como puedan ser las pérgolas; estructuras de madera o aluminio con cubierta que necesitan y ocupan una gran parte del jardín o terraza.

Los toldos de brazos articulados son muy discretos. De hecho, también se conocen como los toldos de brazo invisible ya que se recoge completamente dando la sensación de limpieza y amplitud del espacio.

Top