Toldos caseros para tu jardín

Toldos caseros para tu jardín

Una vez pase la temporada de lluvias que la primavera trae a nuestras tierras, entraremos cada vez más en el imperio del sol. Escapar de él en el exterior de nuestra vivienda puede volverse difícil si no disponemos de las herramientas necesarias. Por ello, desde Todo Toldo te traemos algunas ideas para elaborar toldos caseros con solo algunos materiales específicos, ahorrando costes y logrando resultados que de forma amateur puedan salvarte de un apuro solar.

En primer lugar, una opción muy aconsejable para nuestro jardín puede ser la instalación de un toldo de tipo vela. Estos cuentan con cuatro anclajes, dos en las paredes de nuestra vivienda y otros dos creados con dos postes afianzados en el suelo. En ellos podremos instalar incluso una hamaca si así lo deseamos.

Otra opción, perfecta para partidos interiores, es la de instalar un toldo que cubra por completo todo nuestro patio y ejerza como techo corredero. Para realizar esto necesitaremos lona y alambre, colocando los alambres a modo de soporte superior y conectados a la pared. En la lona instalaremos argollas que permitan la recogida y paso de la lona, para la cual es mejor utilizar material de náutica o escalada, por su resistencia a las inclemencias del tiempo. Además, tendremos que tener cuidado con el sistema de poleas y con los orificios que permitan desaguar la misma.

Por último, siempre podemos utilizar varios mástiles instalados en un sofá para, colocando una sábana o tela encima, lograr una sombra perfecta para un espacio individual en el jardín. Y tú, ¿ya te has decidido por alguno de los modelos?

Top