Origen del toldo: Desde la antigüedad hasta nuestros días (II)

Origen del toldo: Desde la antigüedad hasta nuestros días (II)

Continuamos con la historia y evolución de los toldos.

Los toldos más similares a lo que conocemos hoy día se empezaron a fabricar en el S. XIX, empleándose ya en espacios públicos e institucionales. En un primer momento, este tipo de toldos se instalaban anclados al suelo sobre postes de madera o de forja.

Poco a poco el toldo fue evolucionando, y gracias al incremento del uso del acero se empezaron a crear nuevas estructuras ancladas a la pared para colocar las telas. Después, con el mecanismo de polea se creó un sistema más sencillo para desplegar o retirar el toldo. Y fue en el siglo XX, cuando se introdujo de forma masiva su instalación en edificios de viviendas.

En 1889, año en el que se celebró la Exposición Universal de París, se vio el primer toldo moderno. La empresa A. Fabre fue la que fabricó dicho producto, y en poco tiempo se instaló en varios pequeños comercios de la capital francesa.

Sin embargo, hasta que se vieron por las calles de España tuvieron que pasar varias décadas. Siendo en 1936, un empleado de la empresa catalana Estape S.A., Canut García, quien vio una oportunidad única y los importó tras una visita a París. Convenció a su empresa de las posibilidades que tenían estos sistemas, y decidieron importar los diseños de aquellos toldos. La fabricación empezó siendo, como era habitual en esos años, plenamente artesanal: se cosían con hilo y aguja.

De manera progresiva, se han ido paliando varios defectos, y perfeccionando la técnica y la calidad hasta llegar a los toldos tal y como los conocemos hoy en día.

En Todo Toldo tenemos a tu disposición una gran variedad de modelos de toldos. Estamos a tu entera disposición para asesorarte. ¡Llámanos! 955 63 05 05.

Top