Los peores enemigos de los toldos

Los peores enemigos de los toldos

Nuestros toldos tienen que estar siempre en las mejores condiciones para que puedan realizar sus funciones a la perfección. Para ello es necesario cuidarlos con limpiezas periódicas, eliminación de óxido, etc. Sin embargo, también hay que protegerlo de ciertos peligros que a continuación os enumeraremos:

  • Viento: Es uno de los principales motivos de rotura de un toldo. El viento puede hacer que tanto los herrajes como la tela se fracturen provocando importantes desperfectos. De este modo, es especialmente importante mantener el toldo recogido cuando sopla viento fuerte.
  • Lluvia: El otro elemento que rompe más toldos a lo largo del año. Cuando se produce una gran tormenta, las gotas de lluvia que bajan con fuerza pueden partirnos la tela de nuestro toldo. Además, el agua puede quedar estancada haciendo que los herrajes se doblen debido al peso del agua.
  • Aves: Sus excrementos llenos de piedras y ácido pueden perforar nuestro toldo, creando pequeños agujeros que se harán más grandes con el tiempo. Además, pueden posarse encima de nuestro toldo y desgarrar la tela con sus uñas.
  • Granizo: Si la lluvia es peligrosa para un toldo, el granizo lo es más, ya que al encontrarse congelado baja con mucha más fuerza. No sólo puede partir la tela, también los herrajes.

Ya sabéis, si queréis proteger vuestro toldo, mantenedlo alejado de estos elementos.

IMG_6008

Top