Los enemigos de tus toldos en otoño

Los enemigos de tus toldos en otoño

La lluvia, la caída de las hojas, el viento y el frío son cuatro aspectos característicos de una estación del año: el otoño. Y este trae consigo muchos de los enemigos que los toldos pueden tener, contra los que debemos proteger nuestros toldos para conseguir que se mantengan perfectos a la llegada del siguiente verano. Hoy os hablamos de los principales enemigos de otoño de los toldos que debemos tener en cuenta.

  • Las hojas y las ramas: Como todos sabemos, los árboles de hoja caduca renuevan su follaje durante esta estación, haciendo que las hojas antiguas se caigan. Estas hojas pueden depositarse en nuestro toldo provocando suciedad y bacterias. Al igual que con las hojas, algunas ramas también tienden a desprenderse de los árboles en otoño, en gran parte a consecuencia de la lluvia y el viento. Estas ramas pueden llegar a rajar la lona y a doblar los herrajes.
  • La lluvia: Las precipitaciones son de lo más frecuente en otoño, por ello, es importante mantener nuestro toldo recogido para que no se formen charcos en la tela que afecten a la lona o a los herrajes.
  • El viento: El movimiento del aire, que va a grandes velocidades en momentos de temporal, puede mover muchos elementos del ambiente que lleguen a dañar el toldo, provocando daños en la lona y en los herrajes.

En Todo Toldo disponemos de maquinaria y personal especializado para la confección de toldos en Sevilla e instalación de toldos en Sevilla y Andalucía. ¡Contacta con nosotros!

Top