Cuidado del toldo en invierno

Cuidado del toldo en invierno

Las condiciones climatológicas del invierno pueden ser perjudiciales para el toldo si no se lleva a cabo un correcto mantenimiento del mismo. Las lluvias y la nieve pueden originar roturas o caidas de la estructura, ocasionando no sólo daños en el material; como posibles oxidaciones de los elementos metálicos, si no también, importantes daños físicos a las personas.

Consejos para mantener el toldo en buenas condiciones durante el invierno

Al terminar la época estival se debe recoger el toldo siempre y cuando, se asegure de que está completamente seco. Si está sucio se debe limpiar a fondo previamente, usando, por ejemplo, una aspiradora si el material es de lona.

A lo largo de los meses de invierno habrá dias en los que se quiera utilizar el toldo, se aconseja no dejar el toldo nunca abierto en estos meses cuando no se esté usando ya que puede llover o nevar y producir desperfectos. El cuidado y limpieza debe ser mas exhaustivo debido a las condiciones climatológicas que acompañan en esta época del año.

Para concluir, una vez terminado el invierno, el propietario debería volver a revisar que el estado del toldo está en buenas condiciones, desde los hierros y metales hasta la lona o el motor si se dispone de él.

Top