Cobertores de invierno o mantas para proteger nuestra piscina

Cobertores de invierno o mantas para proteger nuestra piscina

Una vez el tiempo nos dice que no es época de piscina, podemos optar por dos opciones. El método caro y poco ecológico, vaciar nuestra piscina y rellenarla de nuevo en la época de verano. U optar por una solución eficaz y a la vez más segura para nuestro día a día, además de económica a largo plazo. Se trata de la instalación de cobertores de invierno o mantas de protección sobre nuestra piscina.

Este tipo de protección para piscina nos ayuda a mantener las buenas condiciones del agua, evitando además posibles percances tales como caídas de mascotas o personas al interior de la piscina, además de toda la suciedad generada en el exterior que puede empeorar las condiciones del agua.

Se trata de un producto en ocasiones tan indispensable para la buena conservación de nuestra piscina que ciertas Comunidades Autónomas fijan como obligatoria la instalación de la misma. Éstas pueden llegar a soportar el peso de una persona de unos 100 kg con firmeza sobre su superficie y soportarán además el peso de nuestras mascotas si deciden adentrarse en la superficie de la lona protectora.

Existen varios modelos, en color azul o negro, para evitar la radiación solar y las algas, y la verde, que se adapta visualmente mejor en entornos naturales. Además, los cobertores permiten recoger el agua de lluvia y cuentan con varios tipos de anclajes, enganches de acero inoxidable en los bordes o cables de acero revestidos de plástico en la zona central de la piscina a lo ancho.

Si deseas comprar cubiertas de piscina en Sevilla y Andalucía, en Todo Toldo te damos la mejor opción. Existe una amplia variedad de formas de proteger tu piscina. ¿Cuál es la tuya?

Top