Cobertor de piscina: mantenimiento y seguridad

Cobertor de piscina: mantenimiento y seguridad

El verano está llegando y seguro que tienes ganas de estrenar la temporada de piscina. La piscina es perfecta para ciudades como Sevilla que no tienen playa y alcanzan unas temperaturas muy elevadas. Un baño después de la jornada laboral o el fin de semana te dejará como nuevo.  Tranquilidad, calma, relax. Es un lujo poder disponer de ella en unas condiciones óptimas para su uso. ¿Cómo mantener estas condiciones durante todo el año? Es sencillo, solo tienes que llevar a cabo una serie de cuidados.

El primero y uno de los más esenciales es la instalación de un cobertor o cubierta para que en las épocas de menor uso no se resienta su estado. Por ejemplo, si se levanta aire durante la noche, a la mañana siguiente la piscina estará irreconocible. Llena de hojas, ramas y restos que el viento ha transportado allí la noche anterior.

Otra razón clave para cubrir la piscina es la seguridad. Tener una cubierta impedirá posibles caídas indeseadas y, en invierno, reducirá el riesgo de una posible congelación del agua.

Si todavía no tienes la tuya, echa un vistazo a todos los modelos de cubierta que tenemos disponibles en Todo Toldo. Contamos con los mejores profesionales para asesorarte. ¡Contacta con nosotros!

Top