Brazos de toldos

Brazos de toldos

Como ya sabéis, aunque también trabajamos con cubiertas de piscina, lonas o porches, nuestro producto estrella no es otro que los toldos. En post anteriores del blog de Todo Toldo hemos hablado de los diferentes tipos de toldos, las características de cada uno y cuál es más apropiado para cada circunstancia. Hoy queremos ahondar en un aspecto de los toldos muy básico e importante, los brazos de los toldos.

Existen varios tipos de brazos de toldos y os vamos a explicar cuáles son a continuación:

Este es un tipo de toldo clásico pero que no pasa de moda y podemos destacar que se encuentra entre los más vendidos debido a su tamaño y su durabilidad. En sus brazos tiene un sistema de tensión incorporado mediante resortes y/o muelles; una espiral de compresión rectificado y una cadena de acero inoxidable. Todas estas aplicaciones sirven para dar más fuerza, firmeza y sujeción al toldo.

Es uno de los sistemas de protección solar más conocidos y su uso se extiende desde el ámbito privado al ámbito comercial. Consta de brazos extensibles con cadena interior y un nuevo diseño de perfiles y piezas. Se puede elegir entre un sistema de accionamiento manual con manivela, un sistema motorizado con mandos o uno totalmente automático.

Este último tipo sirve para aprovechar al máximo el espacio de las terrazas que tienen techo. Estos brazos permiten poner el toldo en dos posiciones: con los brazos despegados de la barandilla y otra con los brazos plegados y enganchados en la barandilla, haciendo que el toldo quede completamente vertical y sea mucho más seguro y fuerte cuando sopla viento moderado.

Top