5 cuidados básicos de un toldo

5 cuidados básicos de un toldo

Como os hemos comentado en post anteriores, el mantenimiento de nuestros toldos es una tarea esencial para que nos dure por más tiempo. Para ello, debemos tener en cuenta algunos cuidados básicos:

  • Recogida del toldo: Para alargar la vida de nuestro toldo es importante que en caso de lluvia, viento o nieve lo recojamos. Nunca recojas tu toldo si está mojado, ya que lo más probable es que aparezca moho y oxido en la superficie. Lo ideal es dejarlo secar al aire. Una opción más cómoda es instalar un sistema de recogida automático que en caso de inclemencias meteorológicas se recoge automáticamente.
  • Nunca forzar el toldo: A la hora de abrir o cerrar el toldo, es recomendable comprobar que no haya ningún obstáculo que impida las acciones de apertura o cierre.
  • Utilizar un sellador: Un truco que funciona muy bien es aplicar un sellador en la lona después de lavar el toldo, ya que a base de limpiarla perderá sus propiedades. El sellador sólo debe usarse cuando la lona esté seca.
  • Averías: En caso de averías o revisiones para asegurar su buen funcionamiento, acude a profesionales. Así podrás identificar y solucionar posibles problemas de tu toldo antes de que éstos sean demasiado graves.
Top